Ubicación 

thum-mapa20

 

sellocnaavanzada-ng

Científico de la UDA que desarrolla fármacos para tratar el cáncer destaca entre los mejores investigadores del mundo

El Dr. Jebiti Haribabu, profesor asistente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Atacama (UDA), fue incluido en la lista del 2% de los mejores científicos del mundo en el área de la bioinorgánica medicinal, según la clasificación realizada por la Universidad Elsevier-Stanford, USA.

Un largo periplo que inició en Andhra Pradesh, estado sur occidental de la India, pasando por estudios de postdoctorado en Taiwán y Japón, trajo a Jebiti Haribabu desde las antípodas hasta Copiapó en la región de Atacama, particularmente a la UDA durante el año 2020, cuando la Pandemia del Covid-19 causó grandes cambios a nivel planetario y local.

Especializado en el desarrollo de nuevos medicamentos para el cáncer y realizando importantes contribuciones a su campo, el Dr. Haribabu también desarrolló una nueva clase de metalofármacos que se dirigen a las células cancerosas alterando su metabolismo. Estos medicamentos, conocidos como metalofármacos, son de la familia del hierro y tienen el potencial de tratar una amplia gama de aplicaciones biológicas como anticancerígenas, antivirales, antioxidantes y la enfermedad de Alzheimer, además están diseñados para superar los efectos secundarios que muestran los medicamentos comercializados.

El científico también desarrolló biomarcadores para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades, incluida la detección de cánceres en etapa temprana. Más recientemente, su investigación también se ha centrado en la detección de metales tóxicos en el agua en Atacama y la identificación de metales de tierras raras que rodean la Tercera Región de Chile.

Científico de nivel mundial

Por esta y otras notables contribuciones a las ciencias de la medicina, el listado elaborado por la Universidad de Stanford y el grupo Elsevier que agrupa a las y los científicos más influyentes a nivel mundial le incluyó en el World’s Top 2% Scientists 2023. Este registro incluye a los científicos más citados en el mundo, y que en su versión 2023 destaca al investigador de la Facultad de Medicina UDA en el área de la bioinorgánica medicinal. Este prestigioso ranking se construye sobre información contenida en la base de datos estándar de Science-Metrix con datos Scopus que contienen indicadores de citaciones de todo el año 2022, de más de 100.000 personas activas en investigación de todo el mundo, clasificadas en 22 campos disciplinares y 174 subcampos.

Acerca de este ranking, el Dr. Haribabu comentó que, “En la Universidad de Atacama y en región soy la única persona que obtuvo este reconocimiento y me alegra mucho que la UDA pueda ser conocida a nivel internacional gracias a este logro y estoy muy agradecido de que me permitan contribuir con desarrollo de mi investigación a la salud de las personas desde Chile”.

Jebiti Haribabu detalló acerca de su trabajo en la universidad pública regional que: “Los científicos desempeñan un papel importante en la educación de los no científicos sobre el contenido y los procesos de la ciencia. En el cumplimiento de estas responsabilidades, los científicos deben tomarse el tiempo para relacionar el conocimiento científico con la sociedad, de tal manera que el público pueda tomar una decisión informada sobre la relevancia de la investigación. Para los estudiantes, esta es una buena oportunidad para aprender sobre la investigación y los problemas que pueden llegar a resolver. En esta perspectiva, para comunicar esto a un grupo importante de comunidades de investigación y estudiantes, he publicado un libro relacionado con el desarrollo de nuevos compuestos bioactivos para aplicaciones anticancerígenas y antivirales”.

Investigación

El académico de la Facultad de Medicina UDA ha desarrollado una serie de fármacos organometálicos con potencial para el tratamiento del cáncer. Uno de sus compuestos, conocido como compuestos de rutenio-areno y paladio, ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de células de cáncer de mama en modelos animales.

El Dr. Haribabu también ha desarrollado una nueva clase de metalodrogas que se dirigen a las células cancerosas mediante la alteración de su metabolismo. Estas drogas, conocidas como metalodrogas de la familia del hierro, tienen el potencial de tratar una amplia gama de tipos de cáncer.

Impacto en la salud y formación estudiantil

La vicerrectora de Investigación y Postgrado de la Universidad de Atacama, María José Gallardo destacó el trabajo del Dr. Haribabu que: “Tiene el potencial de revolucionar el tratamiento del cáncer. Sus investigaciones podrían conducir al desarrollo de nuevos medicamentos que sean más eficaces que los tratamientos actuales. Jebiti es un ejemplo de la excelencia científica que se desarrolla en Chile. Su trabajo es un aporte fundamental para el desarrollo de nuevos tratamientos para enfermedades que afectan a millones de personas en todo el mundo; además es destacable su labor con los estudiantes de Medicina de la UDA, con quienes desarrolla investigación y participa en congresos e instancias científicas que contribuyen significativamente en su formación académica”.

Una carrera destacada

El Dr. Haribabu recibió su doctorado en el Instituto Nacional de Tecnología, Trichy, India, en 2018 (bajo la supervisión del Dr. R. Karvembu). Luego realizó una beca Sociedad Japonesa para la Promoción de la Ciencia (JSPS)-postdoctoral en la Universidad de Ciencias de Tokio (TUS), Japón, y una beca postdoctoral FONDECYT en la UDA, Chile, donde trabajó en el desarrollo de nuevos medicamentos para el cáncer de mama incluidos otros cánceres. Uno de los hallazgos más críticos de este trabajo es la relación positiva entre el número de unidades peptídicas y su actividad anticancerígena, que se puede clasificar en paraptosis, que recientemente ha sido reconocida como una categoría esencial de muerte celular programada. Además, desarrolló algunos biomarcadores luminiscentes a base de iridio y rutenio para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades. Visitó la Universidad Médica de Kaohsiung (KMU), Taiwán, para el desarrollo de nuevos complejos organometálicos para aplicaciones biomédicas. En 2020, se unió a la Facultad de Medicina de la UDA, donde actualmente dirige el Laboratorio de Química Medicinal Bioinorgánica.

El científico ha publicado más de un centenar de artículos de investigación en revistas internacionales, 1 libro y 1 capítulo de libro. Su trabajo ha sido reconocido con varios premios, incluido el Premio Joven Científico de la Sociedad Científica Dr. K. V. Rao, India, y el prestigioso premio JSPS-Postdoctoral de Japón.