Ubicación 

thum-mapa20

 

sellocnaavanzada-ng

Carrera de Psicología busca generar conocimiento a través de la educación libre y no sexista

El Departamento de Psicología busca generar conocimiento a través de la educación en derechos humanos y género, principios que fueron objeto de reflexión durante el inicio del proceso de "Transversalización de perspectivas en Derechos Humanos y Género en el currículum de la carrera de Psicología".

La unidad ha emprendido este proceso con la finalidad de analizar aspectos relevantes en los nuevos currículos, centrándose en la forma en que se aborda la educación en temas cruciales como la violencia, la ciudadanía y el medio ambiente. La iniciativa se presenta como un enfoque integral para abordar los desafíos del sistema social.

La directora de la carrera de Psicología, Alejandra Vega, señaló durante su discurso que “el dia de hoy nos permitimos repensar esta carrera, nos permitimos proyectar cambios en nuestros programas, y eventualmente malla, cambios que puede estar conversando con políticas de género, inclusión, que incorporen temáticas como son derechos humanos resaltando y reconociendo las diferencias, pero desde un plano de respeto, valoración y validación de otras personas”.

La autoridad universitaria, destacó la labor y dedicación del cuerpo académico del departamento, quienes “están reflexionando y buscando cómo mejorar nuestros programas acuciosamente, que buscan alinear a un perfil de egreso en construcción”, resaltó la autoridad departamental.

Esta propuesta se alinea justamente con los objetivos que persigue la institución como un espacio de desarrollo social, promoviendo la inclusión y la participación activa de toda la comunidad educativa.

Por su parte, Nayen Pavez, académica de la unidad y quien tuvo una destacada participación, señaló que “para nuestro equipo y departamento, era esencial abordar esta temática que implica dar voz a las luchas dentro de las aulas. Este enfoque nos involucra a todas y todos, ya que, aunque manejemos ciertos contenidos, reconocemos que no estamos exentos de contribuir a conductas sexistas en el aula. Para avanzar y enriquecer el conocimiento, no sólo en términos académicos, sino también en la relación con nuestra ciudadanía, es crucial evitar la desconexión con los acontecimientos externos”.

La académica, resaltó lo trascendental que es para la institución a través del departamento la inclusión de problemáticas contemporáneas que como casa de estudios deben ser abordadas en el aula, ya que “refleja nuestro compromiso social con el entorno. Buscamos permitir que los estudiantes desarrollen una visión crítica de los contextos en los que nos encontramos, promoviendo así una conexión más profunda con las realidades actuales y fomentando su compromiso social con el territorio que compartimos”, puntualizó Pavez. 

Mientras que la académica del Departamento de Trabajo Social, Cory Duarte,  reflexionó junto a las y los asistentes de la iniciativa en torno a los derechos humanos, y expuso que “la educación en derechos humanos se vincula estrechamente con la noción universal de transmitir conocimientos y enseñar técnicas. Es, en esencia, la educación de la libertad, un camino que estamos recorriendo con determinación. Va más allá de la mera entrega de contenidos; se trata de una enseñanza que se refleja en la acción, definiendo el cómo y el para qué se ejercen los derechos humanos. El propósito fundamental es formar individuos más íntegros, capaces de reconocer su propia dignidad y la de los demás. En este enfoque, la educación en derechos humanos se convierte en una herramienta poderosa para modelar no solo la mente, sino también el carácter de quienes la reciben, contribuyendo así a la construcción de una sociedad más justa y respetuosa”.